lunes, 29 de septiembre de 2008

...Sobre la prostitución parte 2

¿Por qué es tan importante asegurar su permanencia?
¿Para quienes, es tan necesaria e indispensable?


Hay que hablar primera de la prostitución como una actividad organizada por hombres (o mujeres) machistas, en función de las normas patriarcales. Creo que es importante revelar, desde el inicio de esta discusión; la verdadera dimensión de la prostitución, pues se suele pensar solamente en las mujeres que ejercen la prostitución, sin percatarse que la prostitución existe para que los hombres machistas y la sociedad patriarcal la requiere








Se nos pregunta:
¿Cuántas prostitutas hay?


Nosotras respondemos:

¿Cuántos clientes son?









La prostitución es una consecuencia lógica de sociedades patriarcales en las cuales las mujeres son consideradas como propiedad privada y pública de los hombres y donde las mujeres están reducidas a condición de objeto sexual. Esta ideología patriarcal divide a las mujeres en dos clases: buenas y malas. Mandonas y putas. – Para así controlar la vida de todas las mujeres en todos los niveles de la sociedad. Es esta coerción fundamental que marca las vidas de todas las mujeres, que dosifica el cuerpo de la mujer, y reduce el sexo a una mercancía. Es dentro de este marco patriarcal que el hombre considera que es su derecho tener acceso al sexo. Derecho adquirido en el matrimonio, fuerza física, por la conquista, y en este caso; por el dinero. Mientras los hombres consideren el sexo una mercancía adquirida por la fuerza, por el dinero o por la conquista, la prostitución estará perennizada en nuestra sociedad y la mujer estará reducida a “objeto sexual”


Siempre que hablan de la prostitución, me parece importante poder enfatizar de qué se habla de relaciones de poder en vez de una relación sexual. El hombre compra el uso del cuerpo de la mujer para satisfacerse como a el le parezca. En la prostitución el sexo esta despersonificado, reducido a un acto de dominio, de desfogue, de auto-gratificación. Se refiere también a la prostitución como al sexo anónimo, pues no es necesario que cliente y prostituta se conozcan, que tengan nombres o historias personales. Es dentro de este marco de deshumanización de la relación sexual que cuestiono y critico la prostitución. No es por razones moralistas o porque me encuentre en contra del “sexo prohibido”. Mi cuestionamiento de la prostitución es un rechazo a la dominación, al ejercicio de poder y brutalidad sobre el cuerpo de la mujer, un rechazo a esta coerción sexual fundamental que afecta a todas las mujeres. Creo como feminista, que las relaciones sexuales, como las relaciones sociales entre hombres y mujeres, deben estar caracterizadas por principios de equidad, mutuo respeto, responsabilidad y no deben ser un mero contrato de poder.

martes, 23 de septiembre de 2008

...Sobre la prostitución Parte 1

La prostitución es un tema controversial dentro del movimiento feminista. Especialmente la línea que afirma que la prostitucion como el uso autónomo del cuerpo por parte de la mujer: Tomando en cuenta que las mujeres y niñas en comercio sexual y prostitución forzada son objeto de diversas violencias.

Para empezar, me gustaría enfatizar en la complejidad y la problemática contradictoria que existe al tratar de abordar el tema. Y empezaré por separar las distintas opiniones del tema por discurso cultural, feminista y el discurso de las prostitutas.

El discurso cultural es lo que la sociedad machista nos dice de la prostitución. En primer lugar se considera que la prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución (fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Prostitucion ), y básicamente que la mujer es el esteriotipo de quién se prostituye. Los elementos de la prostitución son: Mujer, Sexualidad y plata. Dentro de este marco se ha podido afirmar que la prostitución es “un mal necesario” (JA-JA) y que es a la vez, el oficio “más antiguo de la historia”.

El discurso feminista Son dos posiciones sostenidas por feministas: la de las feministas que, en una línea de afirmación de la autonomía de la mujer, consideran que la mujer tiene el derecho único sobre su cuerpo y sobre su sexualidad, y por eso, “la prostitución puede ser una opción libremente escogida por las mujeres. La otra posición es condenatoria a la prostitución considerándola como una violación de la dignidad de la mujer, y es una posición claramente abolicionista.

Y, finalmente, El discurso de las prostitutas, Son muchas las voces de las minas involucradas en la prostitución que enuncian sus diferentes puntos de vista, que dejan en claro los tremendos niveles de discriminación y represión de que han sido víctimas y que exigen sus derechos como personas y ciudadanas, y también consideración frente a los riesgos de salud, a las que están expuestas.








Esta división en los diferentes discursos me parece interesante, y aunque no cubre totalmente la complejidad de posiciones dentro de nuestras realidades, nos puede ayudar a sistematizar nuestros propios análisis y proposiciones. Si bien tomo mi Posición desde una perspectiva feminista. No concuerdo con el discurso de mis compañeras. Considero que el discurso feminista sobre la prostitución debería empezar con una crítica de la sociedad patriarcal y de un análisis de la situación de la mujer dentro de nuestras sociedades. Pienso que, desde esa perspectiva, no tendríamos que estar divididas entre quienes están a favor y quienes están en contra de la prostitución, sino más bien, tomar al toro por los cuernos, y empezar a crear una verdadera liberación de clichés para hombres y mujeres.

Todas hemos sido testigos del discurso cultural sobre la prostitución, discurso basado en mitos populistas que justifican la existencia de la prostitución. “La prostitución como la profesión más antigua” También el ridículo mito de que la prostitución evita las violaciones puesto que el hombre quien tiene una sexualidad incontrolable, necesita desfogarse. Esta racionalización (aunque de razonamiento no tiene nada) se lleva a considerar la prostitución como un mal necesario. Es, en ese sentido que tenemos la declaración de Tomás de Aquino : “la prostitución como el sistema de desagüe: repugnante pero indispensable” . Debería llamarnos la atención los contradictorios argumentos, que persisten frente a la prostitución, argumentos los cuales justifican, reglamentan, y legalizan una actividad que la sociedad considera despreciable. Es sumamente importante poder criticar este discurso y revelar la hipocresía de la sociedad que condena a la prostitución (Por ende a las prostitutas también), pero al mismo tiempo toma todas las medidas necesarias para asegurar su permanencia.

Quisiera reemplazar los clichés sobre la prostitución que siempre se usan con dos frases que son realmente ilustrativas, para comprender cuál es el significado de la prostitución en nuestro medio. Una lo explica así: “La actitud que una sociedad tiene frente a la prostitución suele ser un barómetro con que se mide el grado a que ha sido reducida la mujer, es decir un objeto. Una simple cosa”. La otra es muy similar “La percepción que la sociedad tiene de la mujer es lo que crea la prostitución”. Entonces, si alguien dice que la prostitución es la profesión más antigua, es porque la sociedad patriarcal precede aún a la prostitución y esta antigua profesión demuestra cuan larga, cuan prolongada ha sido la opresión de la mujer.


Lo prometido es deuda, actualizaré pronto. Parte 2,3 y 4
Saludos libertarios a todas las que pasan

lunes, 10 de marzo de 2008

Todos los días son 8 de Marzo

Mitos, verdades y debates sobre el 8 de marzo

Desde tiempos que ya no se recuerdan, la mujer, cuyo día a nivel internacional se celebra el 8 de este mes, ha jugado un papel muy importante en la sociedad civil como Eva, en el Paraíso, y a Lisístrata, en la antigua Grecia.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, aunque últimamente tiende a ser conocido como Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, es una fecha que celebran los grupos feministas en el mundo, como también la ONU, y suele ser nacional en muchos países.Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales o culturales y diferencias étnicas, lingüísticas, sociales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de 90 años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

Nuestro día se refiere a las mujeres corrientes como participes de la historia y hunde sus raíces en la lucha de emancipación patriarcal de nosotras, por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre.En la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres, para poner fin a la guerra.

En la Revolución Francesa, las parisinas que pedían "libertad, igualdad y fraternidad", marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.En 1910, la Segunda Internacional, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de sus derechos y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.La propuesta fue aprobada de manera unánime por la conferencia de más de 100 mujeres, procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras elegidas para el parlamento finlandés. No se estableció una fecha fija para la celebración.

Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo de 1911) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de mujeres y hombres.Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. Una semana después, el 25 de marzo de 1911, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Shirtwaist Thriangle en la ciudad de Nueva York.

Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.


El creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre ella, ha contribuido a que la conmemoración sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de sus derechos y participación en la vida política y económica.El Día Internacional de la Mujer es cada vez más una ocasión, para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y celebrar los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de las féminas.

En el estudio realizado por Isabel Alvarez González y publicado como "Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer, 1910-1945", el incendio que se vincula con la celebración de esta fecha no fue el 8 sino el 25 de marzo de 1911, pocos días antes de la celebración del primer Día Internacional de la Mujer, en la empresa Shirtwaist Triangle.La manifestación a la que muchas veces se hace referencia, no ocurrió el 8 de marzo de 1908 ni de 1857, como a veces se señala, sino el 27 de septiembre de 1909; a partir de noviembre de 1908 según otras fuentes, en el marco de una huelga de más de 13 semanas de los empleados y empleadas del sector textil que realizaron en el East Side, de Nueva York.En esta ocasión participaron más de 20 mil obreros, en su inmensa mayoría mujeres. Durante esas 13 semanas padecieron hambre, ataque de esquiroles, detenciones (más de 600), despidos. pero consiguieron las peticiones reclamadas.

Los orígenes del Día Internacional de la Mujer están ligados a los partidos socialistas de Estados Unidos y Europa, en particular al protagonismo de las mujeres del Partido Socialista Estadunidense, que desde 1908 instauraron unas jornadas de reflexión y acción denominadas Women"s Day.El Día Internacional de la Mujer surge para propagandizar la lucha por el sufragio femenino, para defender los derechos laborales de las trabajadoras y manifestarse contra la guerra.



En el día en que se celebra a las mujeres, es importante hablar del feminismo, dado que se trata de la teoría y la práctica, el pensamiento y la acción, el sueño y la propuesta de vida que revolucionaron al mundo en el siglo XX.



La anterior no es una frase cliché, sino una realidad comprobable. El feminismo significó la crítica más radical, tanto a la tradición del pensamiento occidental, con sus presupuestos epistemológicos e ideológicos, como a la estructura del poder establecido en todos los niveles: desde el político hasta el económico, del laboral al que se da al interior de la familia.

Citando todo lo anterior. Mi pregunta es la siguiente: ¿La ausencia del SERNAM en la concentración realizada el 8 de marzo, será acaso una idiosincrasia de lo que nos espera como mujeres feministas y revolucionarias? ¿Acaso la liberación femenina está en "tecitos" formales en un hotel de 5 estrellas? o ¿Acaso estará en la pagína de "Vida social" de El Mercurio?

El debate está abierto. Gracias a las compañeras que fueron ese día. Y también a las que brillaron por su ausencia ya que nos dejan bien en claro que por la boca muere el pez.


*Las referencias historicas se han sacado de http://www.wikipedia.org/

viernes, 7 de marzo de 2008

♀ 8 de Marzo ♀


Antofagasta, Chile

sábado, 5 de enero de 2008

Testimonio de una compañera

Era un bonito día. Me había comprado unos cordones fucsia para mis botas. Eran las 4 p.m. la tocata empezaba tipo 8 o algo así. Quería ir. Más que mal, hace tiempo que no iba a una. Sabía que la iba a pasar bien. No me quedaba duda. Era como que todo se había conjugado para que esa noche fuera inolvidable. No. Para que ponerle tanto color. Para que hueá fuera la raja no más.
Me fui de mi casa como a las 7:30, teniendo en cuenta que toda tocata “punk” empezaba como una hora después de lo estipulado en los flyers. Me daba igual. Ya estaba en la micro tomando agua mineral. Lo que pasa es que no quería quedar ebria, como otras veces. Creo que mi error fue tomar demasiada agua. Bueno en fin, la cosa es que me baje no sabiendo muy bien en donde sería la tocata.
Me encontré con un conocido que no veía hacía siglos, le pregunté por su polola, con la cual, nos hicimos la cimarra un día, y yo termine jalando coca en un barrio que ni siquiera sabía que existía y con un chupón en el cuello. Pero esa es otra historia.
Después de la charla, tratando de encontrar la sede, que estaba a sólo dos casas de un cerro; me quedé afuera conversando con él y otro mino que es amigo de mi mejor amiga, que aún no llegaba.
De repente vi a ese hueón, que conocí para la navidad. Un punk viejo, de esos que duermen en la calle y machetean afuera del supermercado. Al que estaba evitando hacía dos semanas porque me dijo que se quería ir a vivir conmigo. Una mierda de persona en realidad.
Se puso al frente mío y me preguntó que porque mierda no le había contestado el celular ( el primer día tenía 52 llamadas perdidas de el, da para asustarse ¿no?). Le inventé que se me había quedado en la casa y que yo me fui a la playa. La verdad es que no quería verlo.
Me empezó a gritar en frente de todos. No sabía si reírme o sentir miedo. Sin pensarlo mucho me fui por la primera opción. Él entró enojado a la tocata y yo seguí conversando con ellos. “Que se cree este hueón” y esa onda.
La cosa es que el agua empezó a hacer efecto y me dieron ganas de mear. Uno de los hueones con los que estaba conversando me dijo que los dueños de la sede, cuando se fueron dejaron los baños cerrados, porque nosotros, los “punks” teníamos fama de hacer mierda los baños.
Entonces le pasé mi mochila a uno de esos hueones y dije que quería ir a mear. Uno de ellos me preguntó si quería que me acompañara, yo le dije que no. Voy caminando hacia el cerro, y cuando miro para atrás me doy cuenta que me viene siguiendo el punk viejo. Hago como que no lo veo y me agacho para mear. Me paro y estaba en frente mío. Me volvió a gritar todas las cosas, yo ya estaba lateada. Me quería ir.
Doy un paso y el me toma del brazo y me da un combo. En otras ocasiones hubiese reaccionado de otra manera. Una patada en los cocos, algo así; pero fue tan repentino que no pude hacer nada. Hasta el día de hoy no sé como explicar mi reacción.
Luego me tomó del brazo y me llevo mucho más adentro del cerro, no puse resistencia. Sólo seguí caminando como un zombie. No escuché lo que me estaba gritando, era como una película blanco y negro. Y en cámara lenta. Luego me volvió a pegar un combo en toda la mejilla izquierda y caí al suelo.
Me sacó los pantalones y me gritaba que no llorara. Miré toda la ciudad. Se veía tan linda. Me corrían las lágrimas y le suplicaba que por lo que más quisiera, parara. Nunca lo hizo. sE había transformado en un energúmeno. Tenía los labios blancos y los ojos desorbitados. Después de hacerlo la primera vez, prendió un cigarro, y me pateo en el suelo. Lo que me dolió no fueron las patadas, sino recordar la voz de mi viejo diciéndome “te lo dije”.
Le supliqué que me dejara ir, mientras el reloj del edificio coca- cola le iluminaba la cara de hijo de puta. El se empezó a reír muy fuerte. Y me dijo que me sacara la polera. Yo me puse a llorar, y me pego una cachetada que callo mi llanto en seco. Me la saqué, mientras saboreaba algo que no sé si eran lágrimas o sangre. Quizás las dos cosas.
Después me dijo que me acostara de estómago y se paro arriba mío, pisando mis brazos con sus pies. Yo grité. Se agachó riéndose y con su cigarro me empezó a quemar la espalda. Me mordí los labios. Ya no quería que me viera sufriendo.

Miré el reloj. 9:15. Me bajo los pantalones y se puso encima mío. Traté de no pensar que estaba ahí. Puse mi mente en varias cosas. En que si me mataba saldría en “Mea Culpa” o algo por el estilo. Reí un poco. Después de que acabó, me preguntó que porqué reía. Le dije que de nada. Y fue ahí cuando me dijo que me agachara. Y me dijo que comiera tierra. Al principio no lo hice. Pero me tomo del pelo y me hizo comerla. Jamás la había probado. Sabe como el forro. Mientras él hacía eso se puso a llorar. Yo me alegré porqué pensé que se había arrepentido y me dejaría ir. Me decía que él no debió haber echo, que si me hizo todo eso era porque me amaba y no quería que yo me burlara de él. No sabía si cagarme de la risa, o sobarle el lomo para que me dejara ir. Hice lo segundo por razones obvias. Me senté a su lado y lo besé. Tenía ganas de vomitar, pero me las aguanté. Luego se rió y me pegó una cachetada “¿Vo crei’ que yo soy hueón?”. Cagué pensé.
Aproveché de mirar la hora: 10.23 p.m. Había una piedra grandota a centímetros míos. La tomé disimuladamente. Pero él me vio, me la quitó y se cagó de la risa. Sacó de su bolsillo echo por el mismo, un plumón. Yo me puse a llorar de impotencia, sabiendo que nunca bajaría de ese cerro de mierda con vida. Él escribió mi nombre en la piedra, agregándole el detalle de “Q.E.P.D.”. Creo que fue en ese preciso momento que me dio pánico y me puse a vomitar. Las lágrimas se confundían con el vómito. Todo me daba vueltas, lo único que quería es que si ese culiao me quería matar que lo hiciera luego y que terminara con este circo de mierda de una buena vez.
Me saqué el candado que tenía en el cuello, a lo “Sid Vicious”, y lo puse en mi mano, cuando escuché de abajo del cerro, la voz de mi amiga buscándome. Creo que casi me desmayo de la emoción. Me dijo que me quedara quieta o sino la mataba a ella también. Me quede quieta, rogándole no se a quién chucha que por favor me sacarán luego de ahí.
Luego las voces desaparecieron, el se rió. “¿Quién se va a interesar por una weona como tu?” Luego comenzó a decir que él sabía lo que era la calle, que no era como los pendejos que vivían con sus viejos, que le daba vergüenza ver que el punk estaba plagado de giles mamones, que si el me hizo eso era para que lo pensara dos veces antes de humillar a un punk vieja escuela como él. Me empecé a reír. Que mas daba si ya me iba a morir. Eso lo emputecio y me empezó a patear en el suelo. Sin embargo yo seguía riéndome. No sé muy bien de que, pero puta la wea chistosa.
Cuando ya estaba como casi de tirar la esponja, veo a mi amiga en el otro cerro y me vio. Me gritó algo como “Weona deja de follar”. El hueón sé que se asustó por que me dijo que íbamos a bajar pero que actuara normal. Y que no lo demandara por que el no había echo nada. No sé si estaba hablando en serio, por que lo que me dijo fue bien estúpido. Íbamos bajando y le grité a mi amiga “vamos a mochar conchetumare!!!!” se me salieron algunas lágrimas.
Llegamos a la esquina y el me tenía de la mano. Se la solté y abrasé a la hermana de mi amiga, y me puse a llorar, mientras mi amiga seguía discutiendo con él. No sé de dónde mierda me salió tanto llanto. Después cuando ya se fue yendo, yo le conté a mi amiga lo que había pasado. Ésta se puso a llorar conmigo y su hermana entró a la tocata y salió con muchos amigos punks y skins, a buscar al hijo de puta. Yo no sabía que hacer después de eso. Sabía que siempre me iba acordar de esa noche del 13 de Enero del 2007.


Hoy a más de un año puedo decir que si. Que fui abusada por alguien de mi propio movimiento, pero no por eso tendré que agachar la cabeza y sentir vergüenza por algo a lo que nadie esta exento.
A raíz de esto, me convertí en anarco- feminista, porque me siento digna y orgullosa de mi condición de mujer. La liberación está en la cabeza.
Yo me caí esa noche, así como muchas nos podríamos caer, pero está en nosotras mismas la fortaleza de volvernos a parar.

COMPAÑERAS SIEMPRE
ACCIÓN Y REACCIÓN

ANARCO – FEMINISTAS A LA LIBERACIÓN
Por cada mujer cansada de ser calificada como "hembra emocional", hay un hombre que aparenta ser fuerte y frío para mantener sus privilegios.