lunes, 29 de septiembre de 2008

...Sobre la prostitución parte 2

¿Por qué es tan importante asegurar su permanencia?
¿Para quienes, es tan necesaria e indispensable?


Hay que hablar primera de la prostitución como una actividad organizada por hombres (o mujeres) machistas, en función de las normas patriarcales. Creo que es importante revelar, desde el inicio de esta discusión; la verdadera dimensión de la prostitución, pues se suele pensar solamente en las mujeres que ejercen la prostitución, sin percatarse que la prostitución existe para que los hombres machistas y la sociedad patriarcal la requiere








Se nos pregunta:
¿Cuántas prostitutas hay?


Nosotras respondemos:

¿Cuántos clientes son?









La prostitución es una consecuencia lógica de sociedades patriarcales en las cuales las mujeres son consideradas como propiedad privada y pública de los hombres y donde las mujeres están reducidas a condición de objeto sexual. Esta ideología patriarcal divide a las mujeres en dos clases: buenas y malas. Mandonas y putas. – Para así controlar la vida de todas las mujeres en todos los niveles de la sociedad. Es esta coerción fundamental que marca las vidas de todas las mujeres, que dosifica el cuerpo de la mujer, y reduce el sexo a una mercancía. Es dentro de este marco patriarcal que el hombre considera que es su derecho tener acceso al sexo. Derecho adquirido en el matrimonio, fuerza física, por la conquista, y en este caso; por el dinero. Mientras los hombres consideren el sexo una mercancía adquirida por la fuerza, por el dinero o por la conquista, la prostitución estará perennizada en nuestra sociedad y la mujer estará reducida a “objeto sexual”


Siempre que hablan de la prostitución, me parece importante poder enfatizar de qué se habla de relaciones de poder en vez de una relación sexual. El hombre compra el uso del cuerpo de la mujer para satisfacerse como a el le parezca. En la prostitución el sexo esta despersonificado, reducido a un acto de dominio, de desfogue, de auto-gratificación. Se refiere también a la prostitución como al sexo anónimo, pues no es necesario que cliente y prostituta se conozcan, que tengan nombres o historias personales. Es dentro de este marco de deshumanización de la relación sexual que cuestiono y critico la prostitución. No es por razones moralistas o porque me encuentre en contra del “sexo prohibido”. Mi cuestionamiento de la prostitución es un rechazo a la dominación, al ejercicio de poder y brutalidad sobre el cuerpo de la mujer, un rechazo a esta coerción sexual fundamental que afecta a todas las mujeres. Creo como feminista, que las relaciones sexuales, como las relaciones sociales entre hombres y mujeres, deben estar caracterizadas por principios de equidad, mutuo respeto, responsabilidad y no deben ser un mero contrato de poder.

1 comentario:

Aftaskinheadgirls dijo...

"En la prostitución el sexo esta despersonificado, reducido a un acto de dominio, de desfogue, de auto-gratificación"

Completamente deacuerdo contigo en ese punto que cité, es en ese marco deshumanizado en donde está la razón de rechazo que algunas tenemos a la prostitución, el como se ejerce el machismo y se reduce el cuerpo de una mujer a un mero objeto sexual, de dominio patriarcal, y aunque existan muchas opiniones al respecto como la explotación laboral, el trabajo femenino llamese digno para algunas e indigno para otras es la frase que citamos y racalcamos nuestra postura de contraparte.

este debate es extenso lastima que se formen tan pocas instancias.

no olvides que se viene nuestro zine y te queremos en una columna jeje

Por cada mujer cansada de ser calificada como "hembra emocional", hay un hombre que aparenta ser fuerte y frío para mantener sus privilegios.